En ciudades fundamentalmente llanas como Ámsterdan o Copenhague, origen de los famosos triciclos Nihola, la potencia de frenada no es un factor decisivo a tener en cuenta. Por eso es normal que incluso bicicletas y triciclos de carga confíen su frenada a sistemas de tambor. Estos frenos tienen la gran ventaja de que necesitan un mantenimiento muy escaso, aunque por otro lado no tienen la capacidad de parar de otros sistemas como serían el V-brake o los frenos de disco.

Cuando abordamos este asunto en ciudades con buenas cuestas como Madrid, el sistema de frenado hay que tenerlo muy en cuenta, especialmente en el caso de las cargo bikes. Realizando pruebas con modelos (que ya no vendemos) como la triobike cargo, equipada con frenos de tambor, hemos llegado a vernos en la situación de querer parar descendiendo una pendiente y no conseguirlo. Aunque no llega a ser el caso de los modelos Nihola, ya que al menos en la rueda trasera tienen frenos V-brake que pueden bloquear la rueda sin mayor problema, siempre se agradecerá ese extra en la potencia de frenada que aportará este nuevo sistema. 

 

Tras el anuncio en redes , la acogida ha sido muy buena y son varias las personas que preguntan si sus viejos modelos se podrán actualizar a esta nueva pieza. No hay respuesta oficial pero creemos que no debería haber mayor problema. Lo confirmaremos pronto. 

Este sitio web instalará en tu navegador cookies analíticas propias. Si continúa navegando entenderemos que acepta su uso. Si necesita más información lea el Aviso legal, privacidad y cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar